El tedio.pdf

El tedio

Alberto Moravia

Considerada como el volumen central de una trilogía iniciada con Los indiferentes y concluida con La vida interior, El tedio ofrece un retrato profundo y despiadado de un individuo sin estructura, sin apoyos, alienado de la vida social. El tedio es una historia de crisis, de fracasos, de desilusiones. Su protagonista, analizado en sus tres aspectos principales -como artista, como hombre, como amante-, acaba siempre por chocar inevitablemente contra la realidad

El tedio es una historia de crisis, de fracasos, de desilusiones. Su protagonista, analizado en sus tres aspectos principales -como artista, como hombre, como amante-, acaba siempre por chocar inevitablemente contra la realidad; una realidad que le rechaza, porque a todos sus intentos de aprehenderla, por ejemplo, consiguiendo a la mujer que ama, topa siempre con el mismo acomodaticio axioma ... El hombre del siglo XIX no dista mucho del actual, es un personaje irreverente y complejo despojado de la posibilidad de la experiencia estética, de la maravillosa capacidad de sentir; un personaje que lucha contra monstruos y demonios de entre los cuales, sin duda, el peor es el terrible monstruo del tedio.

5.49 MB Tamaño del archivo
9788497937924 ISBN
Gratis PRECIO
El tedio.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.drinkdrivingdefencesydney.com.au o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

El tedio, en forma de suave desconexión del mundo, tiene hoy más sentido que nunca y no debe confundirse con el aburrimiento. Esta afección del alma tiene un nombre: tedio. Es la sensación de que se está al margen de todo, nos engulle sin tras­cendencia; la existencia misma y el mundo son insustanciales y vacuos. En fin, yo soy de naturaleza triste, la depresión no va conmigo ni tampoco el aburrimiento, pero siempre ando de puntitas alrededor de los charqui­tos de la nostalgia y la melancolía.

avatar
Mattio Mazios

El tedio es una historia de crisis, de fracasos, de desilusiones. Su protagonista, analizado en sus tres aspectos principales -como artista, como hombre, como amante-, acaba siempre por chocar inevitablemente contra la realidad; una realidad que le rechaza, porque a todos sus intentos de aprehenderla, por ejemplo, consiguiendo a la mujer que ama, topa siempre con el mismo acomodaticio axioma ... El hombre del siglo XIX no dista mucho del actual, es un personaje irreverente y complejo despojado de la posibilidad de la experiencia estética, de la maravillosa capacidad de sentir; un personaje que lucha contra monstruos y demonios de entre los cuales, sin duda, el peor es el terrible monstruo del tedio.

avatar
Noe Schulzzo

El tedio aparece cuando un individuo no le encuentra sentido a una actividad. Por lo tanto, en ese momento siente fastidio y desgano ya que no existe algo que le provoque interés o entusiasmo. Por lo tanto, en ese momento siente fastidio y desgano ya que no existe algo que le provoque interés o entusiasmo.

avatar
Jason Statham

EL TEDIO de ALBERTO MORAVIA. ENVÍO GRATIS en 1 día desde 19€. Libro nuevo o segunda mano, sinopsis, resumen y opiniones.

avatar
Jessica Kolhmann

Por ejemplo: “El tedio laboral me tiene harto: necesito conseguir un nuevo empleo que me genere entusiasmo”, “El pitido del juez puso fin al tedio: los equipos empataron sin goles en un partido que no tuvo ninguna emoción”, “La mañana transcurrió lenta, con tedio; no había mucho para hacer en aquel campo”. El tedio en la maternidad. Aunque comúnmente asociamos la maternidad con el embarazo y la etapa perinatal, ésta sigue ejerciéndose en etapas más avanzadas de la crianza y se mezcla con otras...